Manila: la ciudad caórdica

Manila y sus contrastes

Manila: la ciudad caórdica, la ciudad donde se puede encontrar el orden más bello en un profundo caos. Su belleza se desvela ante tus ojos solo si te atreves a mirar más allá, más allá de lo que estamos acostumbrados.

Manila: la ciudad de los contrastes. La ciudad donde hoteles carísimos y elegantes se mezclan con barriadas, la ciudad donde la tecnología se encuentra con las tradiciones y el pasado convive con el presente. Algo a lo que todavía no me puedo acostumbrar es a ver la diferencia brutal entre pobres y ricos. Puede haber un mega centro comercial repleto de gente comprando y junto a él gente pidiendo dinero para poder comer algo ese día.

Manila es bonita en su jaleo, en su caos. Manila te embruja con su gente amigable, te acoge sin importar de donde vengas. Una ciudad grande y ruidosa, algo a lo que estoy acostumbrada. Sin embargo, las sonrisas de sus gentes te harán sentir como en casa y el estrés es una palabra que los filipinos ya no usan. ¡Me encanta!

viajar a Manila

El jeepney, el transporte más común en Manila

Hay muchas formas de moverse por Manila pero los jeepneys son sin duda mi transporte favorito. Los jeepneys representan la idiosincrasia de la jungla que es Manila y son un símbolo de la cultura filipina. Son el medio de transporte más común entre los lugareños.

Jeepneys in Philippines

En un principio eran jeeps militares estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial pero los filipinos decidieron añadirle color, al igual que hacen con todo. Los filipinos pueden convertir el objeto más gris y sencillo en algo que brille con luz propia pues le aportan vida, pasión. Es algo que admiro de ellos, lo fácil que les resulta mirar la vida desde un ángulo más sencillo y dibujar una sonrisa sea cual sea la situación.

Algo gracioso sobre los jeepneys es que siempre hay hueco para alguien más, no importa lo apretados que estén.

Es una forma muy buena y sencilla de conocer a gente ya que estás frente a frente con todo el mundo. Creo que los conductores pertenecen a una raza superior porque siempre están felices y normalmente te deleitan con su alegre música. Ir en jeepney es mil veces más interesante y divertido que coger un taxi, es la forma en la que puedes ver a trabajadores que vuelven a casa después de un largo día o a familias disfrutando de su tiempo libre. Resumiendo, es donde uno puede ver la cultura en su esencia.

Travel to Manila

Intramuros, la ciudad colonial escondida

Me encanta Intramuros, la muralla de Manila, herencia española en la capital filipina. Los españoles tuvieron una gran influencia en la cultura y el idioma, presentes hoy en día. Me sentí muy conectada con este lugar porque me hizo reflexionar sobre mi cultura y mis raíces. Aunque no siempre “hemos” sido muy tolerantes con las culturas que encontramos en el camino (lamentablemente la filipina no es una excepción) es precioso ver como siglos después las semillas del pasado de Manila siguen ahí.

Intramuros Manila

Manila fue la capital de la soberanía española en oriente durante 300 años. Tras sobrevivir a varios terremotos, tifones, incendios y guerras, la ciudad quedó devastada.

Años después se llevaron a cabo varias reconstrucciones por lo que los monumentos que vemos hoy no son los originales sino copias. Eso es lo que me fascina, cómo pudieron levantar una ciudad desde sus cenizas a lo que es hoy en día, una zona encantadora con un aura mágica, parques preciosos y un ambiente tranquilo.

Intramuros Manila

Dentro de la muralla es fácil encontrarse con Guardia Civiles, guardas de seguridad que llevan los mismos trajes que los españoles usaban en el siglo XVII. Me sorprendió para bien porque solo había visto este tipo de vestimenta en museos.

En el fuerte de Santiago, uno de los puntos históricos más importantes de Manila, le pregunté a uno de ellos si podía hacerme una foto. ¡No solo se hizo una foto conmigo sino que me dio una vuelta por el parque! ¡No me lo esperaba para nada!

Tourism in Manila

Intramuros Manila en Filipinas

Intramuros Fuerte de Santiago

Fuerte de Santiago

José Rizal, el héroe filipino

José Rizal, el héroe filipino por excelencia, fue encarcelado en el fuerte de Santiago antes de ser ejecutado en 1896. Hoy se puede observar, en homenaje, las huellas que le llevaron a la muerte desde la cárcel hasta el lugar de su ejecución.

P1190355

Asesinado por los españoles porque representaba una amenaza para la unidad de la corona. Él simplemente quería ver a su país libre, una libertad de la que España hizo oídos sordos. Sin embargo, su voz siempre estará presente.

En relación al tema de libertad e independencia, esta semana se celebró el Día de la Hispanidad en la mayoría de los países latinoamericanos. Cada año escucho siempre lo mismo: la gente se pregunta por qué celebramos un genocidio.

Fue un genocidio eso está claro, eso es un hecho histórico pero considero que el 12 de octubre debería ser una celebración no de la aniquilación de razas sino de lo que tenemos hoy en día, la posibilidad de relacionarnos con más de 20 países en un mismo idioma y aprender de todas las culturas. No niego que se causase mucho dolor y la masacre de tantísimos grupos étnicos no es justificable pero me pregunto, ¿a caso no ha sido así siempre a lo largo de la historia? No intento justificarlo, simplemente quiero enfocarlo desde otro punto de vista.

Yo me quedo con lo interesante que es aprender sobre las diferentes culturas de Latinoamérica, tan variadas e interesantes. Me encanta lo rico que es nuestro idioma. Algo que siempre celebraré es el hecho de compartir el mismo idioma con un mejicano, venezolano, argentino o panameño. Siempre celebraré el momento mágico en el que hablo con alguien de Latinoamérica y encuentro palabras graciosas o diferentes para expresar lo mismo.

Habiendo dicho eso invito a todos los hispanoamericanos a no mirar tanto el pasado y ver más lo que tenemos en el presente, el hecho de que hoy en día podamos aprender unos de otros. Os invito a conocer más nuestras diferencias para así encontrar lo que nos une.

Precisamente eso es lo que estoy haciendo aquí, no me centro en el dolor que los españoles crearon en el pasado sino en lo bueno que dejaron como la comida, el idioma y la educación. Estoy aprendiendo no solo sobre esta cultura tan interesante sino sobre la mía también y creo que me hará ser más tolerante y valorar de dónde vengo.

Manila Intramuros cultura

 

2 respuestas a “Manila: la ciudad caórdica”

  1. conchy martinez feijoo dice: Responder

    cada dia me gustas mas,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.