En Barranquilla me quedo: el carnaval más conocido de Colombia

30 personas, 22 nacionalidades, 1 casa, 5 días. Eso en su máximo auge; unos días había más, otros menos pero el factor diversión y las buenas conversaciones siempre estuvieron presentes. Gente venida de todas partes del mundo para celebrar uno de los mejores carnavales del mundo: el de Barranquilla. Gracias a la generosidad y apertura de una excelente familia colombiana de couchsurfing, el intercambio cultural se vivió de forma intensa en la calle 8 del municipio Puerto Colombia. … Seguir leyendoEn Barranquilla me quedo: el carnaval más conocido de Colombia

Trujillo y Máncora: viajando por el norte de Perú

Trujillo nos enamora, con sus patios coloniales y su pasado preincaico. Las ruinas de civilizaciones anteriores a la inca nos descubren otra cara de la historia; esa que a veces es tapada por ese último imperio. Sus ventanas enrejadas de un pulcro blanco me recuerdan ligeramente al sur de España. La arquitectura de esta ciudad me tranquiliza pues me es cercana. … Seguir leyendoTrujillo y Máncora: viajando por el norte de Perú

Mi comida peruana favorita: recorriendo la gastronomía de Perú de norte a sur

Si algo está claro es que la gastronomía peruana es una de las mejores del mundo, tan en boga hoy en día. Nada más entrar al país, aunque fuese en la capital, nos dimos cuenta de que las calles se llenaban de gente ofertando y demandando comida; y no cualquiera, una rápida, de calidad y económica. … Seguir leyendoMi comida peruana favorita: recorriendo la gastronomía de Perú de norte a sur

Cusco con «s»: pasado y presente de la capital inca

Dejamos Ollantaytambo atrás, lugar inca por excelencia; para ir a Cusco, otra meca inca en la que la fusión de culturas se hace latente en la arquitectura. Por el camino descubrimos cruces acompañadas con vaquitas de cerámica en los hermosos tejados, que representan la dualidad andina, herencia de ese mismo pasado inca. … Seguir leyendoCusco con «s»: pasado y presente de la capital inca

Cuando lo pierdes todo

Probablemente esta sea la entrada más triste y sentimental que he publicado. Ya tenía preparada una entrada sobre Cusco, una ciudad que nos encantó y de la que no nos queríamos ir, pero algo se nos cruzó por el camino. Algo llamado vida, algo llamado cosas que pasan cuando viajas. Una mano muy larga y perversa se me acercó, como muchas de las que hay cuando te enfrentas a un país que no conoces y a otras normas a las que no estás acostumbrada. Sí, me robaron por primera vez en mi vida. … Seguir leyendoCuando lo pierdes todo

Ollantaytambo, la ciudad inca viviente

Bajamos de Machu Picchu, estamos cansados y necesitamos descansar de verdad. La bajada dura una hora y media pero eso sí, por escaleras. Ya ni sentimos las piernas. Luego dos horas y media más hasta la hidroeléctrica pero esta vez en llano. Detrás de la estación tenemos la suerte de encontrar a un señor que hace de taxista y nos lleva a Ollantaytambo por 20 S./, cuando en realidad un taxi te costaría el doble. Allá que volvemos a la locura de carretera y hablamos con el paisano que al gobierno peruano no le merece arreglarla porque mientras tengas la opción de tren y de pagar caro por él, no se van a molestar en dar otra alternativa. … Seguir leyendoOllantaytambo, la ciudad inca viviente

Del caos a la sencillez: voluntariado en una granja cafetera

Tumbada en la hamaca y escuchando cumbia peruana me pregunto por qué no todos los días podrían ser así; en conexión con la naturaleza, viviendo una vida sencilla y humilde y aprendiendo sobre una nueva cultura para mí.

Llegar aquí no fue nada fácil, las comunicaciones en carretera hasta aquí no son muy buenas y las montañas no ayudan a llegar antes pero valió la pena el camino. De Lima a Yurinaki (7 horas), de Yurinaki a La Florida en moto (tres personas, con mochilones incluidos) otra hora y a la granja de café otra hora en moto por un camino infernal de tierra y piedras. Pero como siempre el camino es lo que haces de él. … Seguir leyendoDel caos a la sencillez: voluntariado en una granja cafetera