Viajando por el oeste de Irlanda: West Cork y sus encantos

Viajar oeste de Irlanda

West Cork: ese pedazo pedazo del oeste de Irlanda

En West Cork el tiempo decidió detenerse. Qué cliche pero qué bien sienta decirlo. Este lugar tan bien hecho por la obra del universo al oeste de Irlanda que nos esperaba con los brazos abiertos.

Pasamos la frontera imaginaria del condado de Kilkenny para atravesar una Irlanda aún más salvaje si cabe.

Rob, un conocido que se alojó con mi familia de Barranquilla, nos ofrece quedarnos en su linda casa en la colina de un pueblo medio aislado al oeste de Irlanda. La verdad, es que no podíamos decir que no a una casa en una península que se vuelve isla cuando sube la marea.

Tres horas de carretera separan Kilkenny y su castillo, de West Cork, nuestro próximo destino pero, ¿a quién le importa si el verde acompaña?

Road trip west cork landscape

– – –

West Cork, ese pedazo de Irlanda al cuadrado. Ese pedazo en calidad y en cantidad que esperaba nuestra llegada y vaya que si le teníamos ganas. Ya habíamos recorrido Dublín y sus alrededores en el condado de Wiclow y el condado de Kilkenney con Graiguenamanagh e Inistiogue en nuestra retina viajera. Las ciudades quedaban atrás para dar espacio a una Irlanda más verde si cabe.

brown and white highway signs in Ireland (West Cork)

En algún lugar cerca de Clonakilty

Este lugar de cuyo nombre sí quiero acordarme nos sirvió de punto de partida para recorrer esta parte del oeste de Irlanda, para pasear por West Cork al puro ritmo isleño; tranquilo y sin pausa.

casa irlandesa y bici en una playa de West Cork (oeste Irlanda)

Una casa que disfrutamos como si fuera nuestra, con desayunos de huevo con morcilla irlandesa y cenas acompañadas de cerveza local.

casa típica del oeste de Irlanda costera con mar de fondo

Y con vistas relajantes.

playa y acantilado de oeste de Irlanda (West Cork)

West cork beaches grey

Kinsale

Y su fortaleza.

Fortaleza y su Kinsale.

Oeste Irlanda Kinsale cuadros colores

Parece que aquí se libró la batalla de Kinsale, dentro de la guerra anglo-española. Para sembrar la paz decidimos darnos un baño y tomarnos el aperitivo bajo el sol bipolar irlandés. No sin antes recorrer sus calles de casas alegres, claro.

Colourful houses in Kinsale West Cork (Ireland)

Drombeg Stone Circle  

Drombeg Stone Circle Ireland

Si Irlanda es mágica, el círculo de piedra de Drombeg acumuló una gran parte en sus entrañas. Dicen que los círculos de piedra son portales de energía y en éste, no veas si se nota.

Nos quedamos un rato embobados con su vibra sanadora, descalzos en la hierba y respirando aire puro.

El Altar del Druida nos recarga las pilas para seguir conociendo esta zona del oeste de Irlanda que nos tiene enamorados.

círculo de piedra en Irlanda

círculo megalítico Drombeg al oeste de Irlanda

Llámale magia, llámale geobiología pero esas piedras tienen algo magnético y los Celtas sabían muy bien lo que hacían a la hora de elegir la ubicación de sus monumentos y este es sin duda un enclave muy, muy especial.

Drombeg stone circle in west Ireland (druid's altar)

Glandore

En Glandore los niños juegan felices a buscar animales marinos en los reflejos de esta bahía que sirve de puerto. Si no fuera porque unas horas antes me había bañado en Kinsale, me preguntaría cómo aguantan ese agua gélida.

Reflejos, inocencia y juego infinito.

niños jugando en el agua en Glandore (West Cork, Irlanda)

Puerto con barcos en Glandore al oeste de Irlanda (West Cork)

Lough Hyne y Knockomagh Wood Nature Reserve

El Lago Hyne (lough significa lago en irlandés antiguo) nos sorprende con su agua salada. Este lago se besa con el mar a través de un estrecho canal. ¿Tendrá algo que ver la magia del círculo de piedra de Drombeg con todo esto?

forest Knockomagh Wood Nature Reserve near Skibbereen (West Cork, Ireland)

Guiados por unos cuantos de leprechauns traviesos, nos abrimos camino colina arriba durante unos 45 minutos. De fondo la campiña de West Cork nos saluda casi al mismo tiempo que se va despidiendo con el sol.

West Cork sunset shadow in the forest

lough Hyne in West Cork from above (Ireland)

Glengarriff

Glengarriff es un buen sitio para tomar unas pintas en cualquiera de sus terrazas (durante el tiempo que el sol decida salir) y disfrutar de sus colores.

Existe la opción de ir en ferry a la isla de Garnish que cuenta con unos jardines atípicos debido a su microclima y construcciones de estilo griego e italiano.

La magia de Irlanda está en tener algunos puntos marcados en el mapa para luego recorrerlos a tu manera. Es perderse a lo lindo. Descubrir planes no planificados, trazar rutas no esperadas.

¿Abadía por aquí? Paramos.

.

.

.

Abadía y cementerio abandonado en oeste de Irlanda

¿Un cementerio abandonado con mi símbolo en la puerta? Paramos.

.

.

.

cementerio abandonado en el campo del oeste de Irlanda

 

¿Que nos queremos remojar los pies? Paramos.

.

.

.

pies descalzos con arena en una playa de Irlanda

Así de natural. Así de sencillo.

Recuerda, si vas a West Cork, no olvides mojarte. Mojarte por lo que te llena, girar a la izquierda porque lo sientes, pararte en esa tiendecita a comprarle a una doña adorable o tomarte una pinta en un pub típico, típico.

¿Aún te faltan razones para visitar esta hermosa zona del oeste de Irlanda? 

Consejos útiles para viajar por West Cork

  • Le dedicamos 5 días a recorrer West Cork pero ni siquiera visitamos Cork, la capital. Huíamos de las ciudades grandes y teníamos ganas de más verde.
  • 5 días dan para recorrer esta zona en coche tranquilamente y visitar los círculos megalíticos, lagos, playas y alguna ciudad pequeña que otra.
  • Incluso uno de los días nos quedamos en casa y visitamos la playa. Prefiero mil veces conectar con el lugar en el que estoy que andar con prisas de un lado a otro pretendiendo ver «todo».
  • Bonus extra molón: viajar con coche te da mucha libertad. Una de ellas es poder pararte donde quieras y tomar un aperitivo en un castillo abandonado, una playa desierta o un puerto. Este consejo es para cualquier viaje y la vida en general; lleva algo de picar que te guste y algo para pasarlo (cerveza en mi caso). A mí los paisajes me saben mejor así.

Viajando por Irlanda e Irlanda del norte: recorrido de tres semanas por la isla en coche

República de Irlanda 

Irlanda el Norte (Reino Unido)

 

2 respuestas a “Viajando por el oeste de Irlanda: West Cork y sus encantos”

  1. I’m also a big fan of writing down goals and keeping up with them for that very same reason–to see my progress and get encouraged to keep going. If there’s no feeling of progress, then motivation can dwindle before you accomplish what you set out to. Great article!. Tu blog es muy bueno

    1. Thanks for your encouraging comment!

      Have a nice day x

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.