¡¿10 años de aventuras por el mundo?!

En ese mismo instante me di cuenta de qué era lo que me pasaba. Estaba llegando a un punto de inflexión en mi vida y yo, sin escuchar a mis adentros, evitaba tener una conversación a fondo con mis agallas. Se había cumplido una década desde que mis pies empezaron a andar por intuición, solos y medio tambaleándose. Empecé pisando con miedo e inseguridad pero con la certeza de que lo que estaba haciendo era lo que más me movía por dentro.

Cómo viajar de forma alternativa

Llevo viajando sola desde los 18 años y aunque recomiendo a todo el mundo que viaje solo alguna vez en su vida por la libertad que te da, sé que no es para todos.

Ya sea sola o acompañada os traigo mis trucos o consejos para romper con la rutina viajera, para explorar otra forma de viajar; más libre y espontánea a mi parecer. Y si esta forma de viajar va acompañada de viajar barato, pues mejor que mejor. No, no hace falta ser rico para viajar, ni tener un piso en la Moraleja. Solo hace falta ganas y tiempo, sobre todo tiempo.

¿Cuál es tu sitio favorito?

A lo largo de mis años como viajera me han hecho muchas veces las siguientes preguntas ¿y cuál es tu país favorito? si tuvieses que elegir un lugar de todo el mundo ¿cual sería? y cada vez que me preguntan contesto, entre confusa y pensativa, una cosa distinta.

Navidades de 2013 en India

Las Navidades son la época en la que hacemos un repaso a lo que ha sucedido a lo largo del año; a los planes, trabajos, nacimientos, muertes, sorpresas, enfermedades, sueños, esperanzas…

Afortunadamente en mi caso, no solo observo a lo que ha pasado este año sino al conjunto de meses que compusieron mi viaje alrededor de Asia. Porque este viaje desajustó la distribución mental de los meses, desordenó lo que para mí debería ser primavera, verano o invierno. Aunque al final, nada de eso importaba.

Escribo, luego existo

Pienso, luego existo, se atrevió a decir Descartes hace varios siglos. Y yo, hoy, en el siglo XXI me pregunto si para mí tiene más sentido la frase «escribo, luego existo».

He aquí mi teoría: pensar implica tener una idea, reflexionar sobre esa idea, darle vueltas incluso. Sin embargo, escribirla significa plasmar esa idea con el fin de compartirla.