El Cajas, una escapadita desde Cuenca

Nos escapamos un ratito de Cuenca (Ecuador), de sus fiestas y sus calles empedradas. De sus lindas cafeterías, de su bonito río. No lo hacemos porque nos veamos obligados o porque nos abrume la ciudad, sino porque queremos visitar su parque nacional: el Cajas, un enclave natural envidiable y muy buen cuidado.

Cuando lo pierdes todo

Probablemente esta sea la entrada más triste y sentimental que he publicado. Ya tenía preparada una entrada sobre Cusco, una ciudad que nos encantó y de la que no nos queríamos ir, pero algo se nos cruzó por el camino. Algo llamado vida, algo llamado cosas que pasan cuando viajas. Una mano muy larga y perversa se me acercó, como muchas de las que hay cuando te enfrentas a un país que no conoces y a otras normas a las que no estás acostumbrada. Sí, me robaron por primera vez en mi vida.