Voluntariado en la selva amazónica del Perú

voluntariado peru

Cómo hacer voluntariado en la selva amazónica

El verbo viajar tiene muchas conjugaciones, y cada persona le añade distintos matices para hacerlo propio.

En mi caso, viajar no es sólo trasladarme a un lugar y visitarlo, para mí supone una inmersión cultural y personal.

Desde el primer día que aterricé en Perú, mi idea siempre fue alejarme de las grandes ciudades, donde el contacto es más impersonal. Así que, viajé de Lima a Iquitos y de allí a Nina Rumi, un pueblo a una hora de distancia de la salvaje urbe que es la capital de Loreto.

Esa primera semana solamente la quería para aclimatarme y desconectar, antes de comenzar la siguiente etapa del viaje, aunque ésta, llegó antes de lo esperado.

voluntariado peru

En la casa contigua a mi cabaña, resultó que vivía una familia peruana. Roxana, la madre, creó su propio negocio, surtiendo al pueblo de todo aquello que puedan necesitar con su minimarket.

Cada mañana, Roxana me traía una fruta nueva para probar, y me contaba historias acerca de plantas medicinales o animales de la zona.

Uno de los días, me llevó a dar un paseo a la selva, al terreno donde su padre había iniciado la construcción de varias cabañas para alojar viajeros. Aunque lo bonito de este proyecto, es que no solo se limitará a eso.

Plantas medicinales en la selva del Perú

Además de celebrar ceremonias de ayahuasca, de realizar rutas por la selva o pescar, cada viajero podrá plantar su propia planta medicinal y dejar su granito de arena en la selva. Pero tal y como dice la tradición, deberá hacerlo con fe e intención para que crezca fuerte y con todas sus propiedades. Así podrá volver a Llanchama, un tiempo después y ver su planta en todo su esplendor.

Otro aspecto que me fascinó, fue el árbol Remocaspi. Lo han querido conservar y ayudar a que crezca aún más limpiando todo a su alrededor ya que quedan muy pocos ejemplares de esta especie por la zona, debido a la deforestación y a que su madera es muy apreciada. Así que es un auténtico regalo que forme parte del entorno.

Después de sentir la magia del lugar y de escuchar los sonidos de la selva, Roxana me contó las dificultades que estaban teniendo para acabar todo, sumado a la preocupación de no saber cómo promocionar el proyecto una vez terminado. Les estaban pidiendo cientos de soles por tan solo abrirles los perfiles en booking, hostelworld o páginas similares, así que me ofrecí a ayudarles.

                   

Proyecto solidario en Workaway

Lo primero que hice fue incluir el proyecto en Workaway para que consiguiesen voluntarios que ayudasen en la construcción de cabañas, limpieza y mantenimiento en general una vez puesto en marcha.

Debo decir que el día que me marché, ya les había escrito un chico interesado en ayudarles durante dos semanas, así que me fui contenta.

Además, les dejé listo para funcionar, varios perfiles en distintas webs de reserva de alojamiento, para que les fuese más sencillo conseguir sus primeros viajeros una vez acabado todo.

Entre invitaciones a juanes de arroz con pollo, una de las comidas típicas de la Amazonia y limonada, mi compañera de viaje y yo, nos ofrecimos a ser las primeras voluntarias del proyecto: Amazon Remocaspi Lodge.

selva peru

Durante varios días, además de realizar una ceremonia de ayahuasca con un chamán local, ayudamos a pintar y a construir las cabañas; a cambio de compartir la comida con ellos y de dormir en una de las cabañas ya terminadas.

Reconozco que fue espectacular tener ese manto de estrellas sobre nuestras cabezas, sumado a todos los sonidos de la selva que a veces nos sobresaltaban en las noches.

Y para poner la guinda final a esta inmersión en las tradiciones peruanas, Arnold, uno de los hermanos de Roxana, y su familia, nos invitaron a comer otro de los platos estrellas de Perú: el ceviche.

 – – – – – –  – – – – – –  – – – – – –  – – – – – –

¿Te gustaría hacer un voluntariado en la Amazonia peruana?

Hacer voluntariado mientras viajas es una experiencia totalmente recomendable, si lo que te gusta es hacer trueque, aprender de la cultura y dejar una pequeña huella allá donde vas, éste es tu proyecto y la familia a la que puedes ayudar.

Datos para participar en el voluntariado:

– – – – – –  – – – – – –  – – – – – –  – – – – – –

Psss, soy Alba. Está un poco feo que alguien escriba en tu web y no digas nada sobre ellos, ¿no? Marta es bloguera de viajes, experta en networking y en posicionamiento de blogueros en el mundo digital a través de Look4bloggers (¿o suena mejor  experta en conexiones?) y amante del videomarketing. Siempre anda con nuevos proyectos en mente y esa curiosidad pronto le llevará a viajar usando el trueque como herramienta efectiva con Trueque and Travel.

 

2 respuestas a “Voluntariado en la selva amazónica del Perú”

  1. La verdad que cualquier voluntariado siempre vale la pena, pero hacerlo en la selva amazónica de Perú, aún más.
    Gracias Alba por dejarme plasmar en tu blog una experiencia que puso un granito de arena a este sueño familiar.

    Un abrazo

    1. Pues sí. ¡Hay tantos lugares interesantes a los que viajar y hacer voluntariado! 🙂

      Gracias a ti por compartir tu experiencia, seguro que le sirve a mucha gente indecisa.

      ¡Besotes!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.