Venezuela, me enamoraste

Venezuela: bella, como su gente. Rincones donde encontrar corazones. Belleza pura, encanto sin igual, todo te embruja.

El país de las arepas rellenas de dulzura, cachapas de amabilidad y patacón aderezado con simpatía.