Por qué duele tener amigos tan lejos

Viajas, haces amigos, conexiones de por vida, momentos inolvidables, experiencias únicas. Os decís: ya te visitaré en tu país o podríamos hacer este o tal viaje algún día… Habláis sobre proyectos en común y sobre lo que haréis cuando volváis a casa.

Os visitáis. Yo siempre aviso con anterioridad: “no lo digas muy alto porque yo soy de las que me presento”. Y me acabo presentando.