Internet en tus viajes: conexión y desconexión

Publicado el
cuaderno escrito mensaje viajero vietnam

Internet se ha convertido en casi una prolongación de nuestro cuerpo no solo en nuestro día a día sino en los viajes.

Acceso a internet viajando

En mi caso tengo una tarjeta prepago tanto para el día a día como para mis viajes. Sí, de esas tarjetas prehistóricas que aún existen. La recargo cuando necesito y uso datos solo en las situaciones en las que tengo que comunicarme con urgencia en la calle. Para lo demás suelo tirar de WIFI tanto en lugares públicos como en casa.

Es verdad que cuando viajamos esta situación nos limita en cierta forma, sobre todo si queremos estar conectadas las 24 horas del viaje para contar cada detalle.

Creo que debe haber un equilibrio entre estar conectada con el resto del mundo a través de tu móvil y estar conectada con el lugar en el que estás en ese preciso momento.

No soy quién para decir cómo vivir un viaje pero invito a cada una que encuentre su equilibrio, cada una sabe lo que le funciona mejor.

Desconexión en los viajes

En esta búsqueda del equilibrio casi nunca uso mapas pero si no me queda más remedio que encontrar un alojamiento o un monumento en concreto uso Maps.me.

Mapa Marruecos

No se necesita internet para usar Maps.Me pero sí es necesario descargar los mapas de ese país o zona. Julia nos cuenta en este artículo sobre esta aplicación y unas cuantas más que se han vuelto imprescindibles en sus viajes:

Las 20 mejores aplicaciones para viajar

Internet en el día a día

Resulta que en medio de una pandemia se me ocurre la gran idea de mudarme de piso, de comenzar un nuevo capítulo con mi compañera de vida. En realidad no encuentro un mejor momento para hacerlo (guardando las medidas de seguridad, eso está claro).

Resulta que el piso debería tener internet o eso nos dicen. Resulta que llegamos y NO hay. Resulta que justo en esta pandemia he decidido o me he visto casi forzada a emprender más que nunca, a no depender tanto de otras empresas y crear mis propios proyectos. Resulta que necesito tener buena conexión a internet para dar clases de inglés y no la tengo. Cada día que pasa pierdo dinero.

clases ingles Alba Luna

¡Qué buen momento, oye!

La solución: Holafly

¿Qué harías en esta situación? Necesitas internet, no puedes tirar de amistades y usar su internet en su casa porque no nos podemos mover y los módems portátiles se te van de precio.

Me acordé de Holafly, una empresa especializada en tarjetas SIM en viajes al extranjero y les escribí.

Ventajas de Holafly para usar internet viajando (o no)

Servicio rápido

Hay varias formas de entrega; el gratuito que llega en 48 horas, el envío urgente que llega en 24h y el envío express que llega el mismo día. En el caso de usar la eSIM, no hace falta esperar ningún paquete.

El móvil se puede usar como rooter

El móvil se puede usar como rooter y dar internet a otros dispositivos como un portátil o tablet. Si tienes un Smartphone Android entra a los ajustes del dispositivo y pulsa sobre la opción ‘Zona Wi-Fi portátil’ y activa la opción ‘Zona Wifi’. Una vez hecho esto, ya puedes compartir conexión WiFi desde un teléfono Android. 

móvil con tarjetas SIM para tener una conexión a internet en los viajes

Si tienes un iPhone, ve a ajustes y desde allí selecciona la opción “Compartir Internet”. Activa la casilla “Compartir Internet” para estar en modo visible para otros dispositivos y permitir que se puedan conectar al punto WiFi.

Opciones de internet – Tarjetas SIM

Hay dos opciones dependiendo del móvil que tengamos. Puede ser la  SIM tradicional (con adaptaciones para todo tipo de tarjetas) o una eSIM, que puedes utilizar con solo escanear un código QR.

móvil mensaje internet irlanda norte frontera coches matricula

La eSIM es mucho más cómoda porque no tendrás que esperar a recibir ningún paquete ya que se trata de un producto virtual y se reduce el gasto de papel y plástico. De momento solo funciona con iPhone y Google Pixel 3, Samsung S20 y Huawei P40.

En el transcurso de la cuarentena, no solo tuve el percance de la mudanza sino que un día, así de la nada, me quedé sin internet. Vino el técnico a las horas de que ocurriera pero yo iba a dar una clase de inglés esa misma tarde. Resulta que un bicho (rata, ratón, no sabemos) había roído el cable en el escaso mes que llevaba puesto.

Se pudo arreglar pero estuve varias horas sin internet.

Estas cosas pueden pasar y cuando pasan nos damos cuenta más que nunca de cuánto necesitamos internet, no solo en los viajes sino en nuestro día a día.

¿Os habéis quedado alguna vez sin internet cuando más lo necesitabáis?

* Este artículo es un artículo colaborativo pero las opiniones y experiencias son mías y siempre lo serán. Si contratas los servicios de Holafly a través de mi enlace de afiliación ayudarás a generar comisiones para que yo pueda seguir manteniendo este blog de viajes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.